Seguridad Social: Contributivo

Creado mediante la Ley 87-01, promulgada el 9 de mayo de 2001, el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), tiene como objetivo regular y desarrollar los deberes y derechos recíprocos del Estado y los ciudadanos en lo referente al financiamiento para la protección de la población contra los riesgos de vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada, sobrevivencia, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales.

El SDSS establece un Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia, mediante el que ofrece protección a la población contra los riesgos de vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada y sobrevivencia; un Seguro Familiar de Salud, que cubre enfermedad, maternidad e infancia; y un Seguro de Riesgos Laborales. En cuanto a su financiamiento la Ley establece tres regímenes:

  • a) Un Régimen Contributivo, que comprende a las personas trabajadoras asalariadas de los sectores públicos y privados y a los empleadores. Es financiado por los trabajadores y empleadores, incluyendo al Estado como empleador.
  • b) Un Régimen Subsidiado, que protege a los trabajadores por cuenta propia con ingresos inestables e inferiores al salario mínimo nacional, así como a las personas desempleadas, discapacitadas e indigentes. Es financiado en un 100% por el Estado Dominicano.
  • c) Un Régimen Contributivo Subsidiado, que resguarda a las personas profesionales y técnicos independientes y a trabajadores y trabajadoras por cuenta propia con ingresos promedio, iguales o superiores a un salario mínimo nacional. Es financiado con aportes del trabajador y un subsidio estatal para suplir la falta de empleador.

El Gobierno reconoció que la protección de los afiliados del régimen contributivo, beneficia a una población inserta en el mercado de trabajo formal que cuenta con ingresos para resolver sus necesidades vitales, en tanto que el régimen subsidiado beneficia a una población no ocupada, sin ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas.

Lo anterior supuso que en el marco de la Seguridad Social la búsqueda de cohesión e integración social entre pobres y no pobres, necesaria para mantener el equilibrio y la paz social, no se lograría si el Estado no aseguraba un ingreso mínimo a los pobres. En este sentido, la asistencia social debería convertirse en un complemento clave del Sistema de Seguridad Social para los grupos de población pobre, de manera que las transferencias contributivas convivieran con transferencias no contributivas.

Compartir:

No se admiten más comentarios