FAO considera transferencias monetarias condicionadas mejoran comunidades vulnerables

Natalia Winder Rossi, especialista de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), sostiene que la protección social debe garantizar las distintas necesidades de los hogares dependientes de la agricultura y apoyar el diseño de sistemas capaces de responder de manera efectiva y rápida a las crisis y riegos ambientales

 

PUNTA CANA, La Altagracia, 11 de abril de 2018.- Las transferencias monetarias condicionadas y los proyectos productivos ponen al alcance de los hogares intervenidos oportunidades para el desarrollo de emprendimientos que potencian la capacidad económica de las comunidades más vulnerables, a juicio de la líder del Equipo de Protección Social de la Sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma, Natalia Winder Rossi.

La experta, quien participó en el “Diálogo con expertos: ideas para hacer la diferencia”, durante las Jornadas de Alto Nivel Político y Técnico del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), realizado en Punta Cana del 9 al 12 de abril, manifestó que esa atención debe garantizar las distintas necesidades de los hogares dependientes de la agricultura y apoyar el diseño de sistemas capaces de responder de manera efectiva y rápida a las crisis y riegos ambientales.

Al abordar el tema “Protección Social, sinergias con agricultura y resiliencia”, Winder manifestó que entre los beneficios de esos programas está el que los participantes invierten en actividades de generación de ingresos, compra de insumos y herramientas, logran mayor producción y participación en mercados y actividades de autoempleo no agropecuarios, así como un mayor ahorro que reduce sus deudas, entre otros.

En ese sentido, abogó por la cooperación estratégica entre distintos sectores en materia de desarrollo productivo, incentivo a la producción, los efectos del cambio climático, seguridad alimentaria y por el fortalecimiento en la capacidad de inversión de los pequeños agricultores en tecnologías y prácticas ambientales.

En el diálogo de expertos también participaron Francesco Chiodi, coordinador de Políticas Sociales del Programa EUROsociAL+, quien trató el tema “Sinergias para reducir el divorcio educación-empleo con una visión de futuro: lecciones aprendidas desde la experiencia europea”; y Simone Cecchini, oficial superior de Asuntos Sociales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quien habló sobre “Prospectiva e instituciones: las nuevas fronteras de la integralidad de la protección social y los mecanismos de coordinación”. La sesión estuvo moderada por Pablo Faret, consultor regional en Protección Social y Desarrollo Rural de la FAO.

La sesión la encabezaron Rosa María Suárez, directora técnica del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS); Carmelo Gallardo, representante en el país de la FAO; Alfredo Suárez Mieses, secretario general de la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA); y Belkis Yermenos, del Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana.

El evento marca el punto de partida para un proceso que transforme la política social del SICA, de la mano de los esfuerzos globales, regionales y nacionales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Compartir:
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios