Gabinete Social, Prosoli y UNICEF continúan articulación de plan para reducir embarazo en adolescente y uniones tempranas

En la reunión participaron la directora técnica del GCPS, Rosa María Suárez; de Prosoli, Altagracia Suriel; y la representante de UNICEF en el país, Rosa Elcarte; además de técnicos de las mismas instituciones, quienes propusieron distintas ideas para elaboración de la estrategia conjunta

SANTO DOMINGO, 17 de mayo 2019.- Representantes del Gabinete de Coordinación Políticas Sociales (GCPS), el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), se reunieron para articular una estrategia encaminada a definir el Plan Nacional para la Reducción de Matrimonio Infantil y Uniones Tempranas, que estará conectado con las líneas estratégicas del Plan Nacional para la Reducción de Embarazo en Adolescentes (PREA-RD 2019-2023) que lidera la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, a través de un abordaje intersectorial y multidimensional.

En la reunión participaron la directora técnica del GCPS, Rosa María Suárez; de Prosoli, Altagracia Suriel; y la representante de UNICEF en el país, Rosa Elcarte; además de técnicos de las mismas instituciones, quienes propusieron distintas ideas para elaboración de los documentos y del proyecto piloto que se implementará en seis municipios a través de Prosoli con apoyo de UNICEF y la Unión Europea.

Suárez dijo que es interés de la Vicemandataria que el plan contenga una estrategia de cambio de comportamiento, que es una innovación que se coloca para que el abordaje contribuya eficazmente a bajar la tasa de embarazos en adolescentes en el país y las uniones tempranas. “Tenemos el desafío de ver cómo propiciamos un espacio de articulación y coordinación que nos lleve, no solo a lo que estamos haciendo en Prosoli, sino a todo lo que estamos haciendo como país en aras de resolver eso”, expresó.

En esta semana, la doctora Margarita Cedeño encabezó la presentación del “Estudio de conocimientos, actitudes y prácticas sobre matrimonio infantil y uniones tempranas en seis municipios de República Dominicana”, donde resaltó que este flagelo tiene un impacto muy negativo en la vida de las jóvenes, y abogó por promover un cambio que aparte de lo cultural, incorpore la modernización de normas legales que condenan este tipo de acción.

Para combatir las causas que generan el embarazo en adolescentes y que acarrea desigualdades, falta de educación, pobreza y exclusión social, la Vicepresidencia desarrolla varios proyectos que promueven la formación integral, participación social y generación de ingresos. El citado estudio permite entender la problemática en mayor profundidad centrando el análisis en las normas sociales y pautas culturales vigentes en seis municipios: Barahona, Higüey, Santo Domingo Norte, Santo Domingo Este, Paraíso y San Rafael del Yuna.

Entre los resultados enumerados se destaca que el casamiento de las niñas y adolescentes con hombres adultos no es considerado como un problema principal dentro de las comunidades consultadas; y que las personas entrevistadas consideran que los casamientos o uniones de las adolescentes con hombres adultos constituyen un problema privado que se genera en la familia.

Otros resultados

Además, dado que se considera un problema privado, existe poca disposición de la población consultada a actuar para evitar que las adolescentes se unan o casen con hombres mayores; mientras que la mayoría de los entrevistadas, tanto hombres como mujeres en todos los grupos de edad, no considera al hombre adulto como responsable de estos casamientos. Opinan que es responsable la mamá, papá o la propia niña víctima.

Otro hallazgo es que existe un amplio conocimiento de las consecuencias negativas de los matrimonios infantiles y las uniones tempranas. También, entre las personas que dicen rechazar el matrimonio infantil de una niña o adolescentes con un hombre 10 años mayor, un porcentaje importante afirma que lo aceptarían si el hombre tiene una buena posición económica u otras condiciones.

El matrimonio infantil está promovido por normas tradicionales de género, “el papel principal de toda mujer debe ser buena esposa y madre” y mandatos generacionales, “las mujeres deben casarse pronto, entre 18-21 años”. Esta situación genera una presión social a la familia y a la niña por “casarse pronto” que favorece el matrimonio infantil.

En cuanto a la formación integral, el proyecto incluye capacitación de líderes y jóvenes encinta, la formación de 300 grupos de prevención de embarazo, la concienciación de siete mil 500 adolescentes en el tema, orientación de dos mil hogares a través de las Escuelas de Familia y de Grupos de Nueva Masculinidad de Prosoli; igual que la creación de 15 juntas municipales y una red regional.

El enfoque de participación social incluye también concursos de video, teatro y música con el tema central de prevención de embarazo; 15 festivales deportivos y recreativos, campamentos, 30 paradas públicas en las principales calles de diferentes comunidades y 15 ralis municipales.

También engloba la movilización juvenil en el tema mediante 15 foros e igual número de caminatas, en los que participarán seis mil jóvenes, así como autoridades del área de la salud, educación, política y de la sociedad civil.

Compartir:
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios