Vicepresidencia, instituciones y sectores sociales articulan acciones para construir una nueva masculinidad

Los distintos sectores que se han unido a iniciativa de la doctora Margarita Cedeño de trabajar para modificar la conducta machista que se traduce en violencia del hogar y asesinatos de mujeres

SANTO DOMINGO, 12 de febrero de 2020.- La vicepresidencia de la República coordina en conjunto con otras instituciones, acciones encaminadas a trasformar la cultura machista como estrategia para disminuir la violencia de género y los feminicidios, a través del cumplimiento de la carta Compromiso de Hombres por la Construcción de una Nueva Masculinidad.

En ese sentido se realizó recientemente una mesa de trabajo para dar seguimiento y hacer propuestas orientadas al cumplimiento del documento firmado el pasado mes de noviembre, por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, representantes de iglesias, medios de comunicación, academias, sindicatos, la Policía Nacional, sectores empresariales y comunitarios.

Durante el encuentro, encabezado por Altagracia Suriel, directora del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), y realizado en sede de la institución, las entidades reunidas discutieron las estrategias posibles para cumplir la meta de enfrentar la raíz del problema desde la familia, la escuela, la iglesia y de transmisión cultural, incluidos los medios de comunicación social.

Durante su intervención Suriel abundó sobre la necesidad de trabajar con los hombres en un nuevo enfoque de la masculinidad que los ayude a cambiar la cultura y reenfocar su rol en la vida de pareja y dentro del seno familiar.

Agregó que la violencia contra la mujer tiene raíces profundas en la sociedad y es urgente cambiar el enfoque de la lucha a ese mal para lograr una sociedad inclusiva basada en la igualdad y no en el desprecio de las mujeres, por lo que consideró imperativo fomentar masculinidades nuevas, positivas y solidarias.

Fidel Lorenzo, expresidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), durante la mesa de trabajo se comprometió a adaptar los mensajes emitidos por la vicepresidencia, Prosoli y el proyecto Familias en Paz, al lenguaje de los miembros de la iglesia evangélica para instruir los varones de su comunidad eclesiástica en temas de igualdad y masculinidad positiva.

“Nosotros nos comprometemos a poner el personal y los espacios físicos para llevar este mensaje”, manifestó Lorenzo.

Compromiso

La firma del Compromiso por la Construcción de Nueva Masculinidad persigue también involucrar a líderes de medios de comunicación como promotores de contenidos favorables de masculinidades positivas y motivar a líderes eclesiales como propulsores de mensajes que contribuyan a fortalecer la concepción de las mujeres como sujetos de derechos, superando estereotipos asociados a la subordinación de lo femenino a lo masculino.

La vicepresidenta Margarita Cedeño busca también con esta alianza sensibilizar a los estamentos militares de su rol en la prevención de la no violencia contra la mujer, a través del control de uso de armas de servicio, manejo de emociones, de la ira y comportamientos machistas que inciden en la violencia de género.

Asimismo, fortalecer las intervenciones comunitarias dirigidas a hombres de hogares en situación de pobreza, que permitan revertir comportamientos, actitudes y prácticas violentas, integrar a académicos como líderes de la promoción de contenidos orientados a la igualdad entre hombres y mujeres, y motivar a asociaciones profesionales y sindicales para que propicien entre sus miembros masculinos un mayor compromiso con la prevención de la violencia intrafamiliar.

Grupos de apoyo comunitarios

Desde Prosoli, la Vicemandataria promueve la creación de pequeños grupos de apoyo en las comunidades para lograr una masculinidad positiva y cambios de comportamientos que conlleven a la paz, armonía, a una paternidad responsable y evitar las muertes de mujeres en hechos violentos.

Para lograrlo, dispuso de dos proyectos denominados Hombres Solidarios (orientado a los varones para definir su responsabilidad en actos de violencia cometidos) y Grupos Familias en Paz (integrado por hombres y mujeres), destinados a prevenir la violencia intrafamiliar y de género. Ambas iniciativas emanan de las Escuelas de Familia, una estrategia pilar del Prosoli mediante la cual se ejecutan acciones participativas y colectivas para alcanzar el desarrollo integral de cada miembro del hogar intervenido por el Estado.

Compartir:
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios